jueves, 4 de abril de 2013

Aparición de Cristo a los apóstoles




Aparicion de Cristo a los apóstoles con la puerta cerrada. 1308-1311
Temple sobre madera.  39,5 x 51,5 cm
Museo dell'Opera del Duomo. Siena. Italia 

En aquel tiempo, contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.
Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice:
- «Paz a vosotros.»
Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo:
- «¿Por qué os alarmáis;" ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.



Aparicion de Cristo a los apóstoles mientras cenan. 1308-1311
Obra de Duccio di Buoninsegna
Temple sobre madera.  39,5 x 51,5 cm
Museo dell'Opera del Duomo. Siena. Italia 

Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo:
- «¿Tenéis ahí algo de comer?»
Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo:
- «Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse.»
Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió:
- «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.

Estas dos obras que hoy contemplamos pertenecen a todo un conjunto diseñado por el genial pintor sienes Duccio di Buoninsegna en el siglo XIV.

Meditando esta mañana el evangelio de san Lucas veo en estas tablas representado las dos partes del texto. 

Por una parte Cristo aparece de manera milagrosa después de la resurrección y dice a los apóstoles, paz a vosotros, confortándolos ante el miedo que manifestaban pues aún no han asumido que el maestro ha resucitado. Por otra parte Cristo para manifestar que este hecho es real quiere manifestarselo con un acto tan cotidiano y común como compartir con ellos la comida. No soy un fantasma, tiene que decirles, creedme, dadme de comer.

La resurrección de Cristo es una realidad que nos desborda y nos llena de desasosiego cuando no sabemos o no queremos aceptarla, pero una vez experimentada el corazón se llena de gozo y lo único que quiere es proclamara. Jesús de nuevo viene, como veíamos ayer, a llamarnos torpes e incrédulos y a fortalecer nuestra fe a explicarnos las escritura y a que en su nombre se prediquemos la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos. Nosotros hemos de ser testigos de esto.

La Maestá de  Duccio di Buoninsegna, es una "pala d'altare" o retablo de altar, que se encuentra en la catedral de Siena. En ella se encuentran representados por el anverso la Virgen santísima con escenas de la vida de ésta, de la infancia de Cristo, santos y apóstoles.


En el reverso se encuentra, como tema principal la crucifixión  escenas de la pasión de nuestro Señor y el ciclo de Pascua y pentecostés. Esta realizada esta "pala d'altare" entre los años 1308-1311. La técnica empleada es temple y oro sobre tabla y mide en su totalidad 212 x 425 cm. 


Puede verse en el autor un tratamiento nuevo y más realista de la perspectiva en las diferentes escenas, imagenes luminosas y sencillas con una gran fuerza. En éstas series que hoy vemos las vestimentas de los discípulos son de tono pálido y las de Jesús son rojo carmesí, que simboliza su pasión, y morado o purpura para indicar su condición real. 

Duccio tuvo un continuador famoso, Simone Martini, que extendió su escuela más allá de Italia, ya que trabajó en Roma, Nápoles y Francia y extendió a otros lugares de Europa las características de la pintura sienesa, como son, la composición y el colorido de tradición bizantina y la linealidad gótica, que constituyen el antecedente del Gótico Internacional. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada